Martes, 29 Jul de 2014
Miércoles, 23 Octubre 2013 22:47
Persecución, dice afectado

Policía Militar allana casa de un dirigente de LIBRE

Tegucigalpa, Honduras

Un escuadrón de la Policía Militar (PM) allanó la mañana de ayer varias viviendas en la colonia Flor del Campo de Comayagüela, entre ellas la del dirigente de barrios del Partido Libertad y Refundación (LIBRE), Edwin Rovelo Espinal (38), porque supuestamente en estas casas habían armas y drogas, según el vocero de esa institución armada, Santos Nolasco Guifarro.

Los allanamientos se realizaron desde las primeras horas de la mañana de ayer, hasta donde llegó Rovelo Espinal a reclamar el por qué habían ingresado a su casa, la cual dejó abandonada desde hace dos semanas, porque supuestamente lo amenazaron presuntos pandilleros de la 18, y denunció el acto como persecución política.

El dirigente político, quien durante una protesta como producto del golpe de Estado, ocurrido el 28 de junio de 2009 contra el entonces presidente José Manuel Zelaya Rosales, perdió a su compañera, Wendy Avila, debido al gas lacrimógeno que les lanzó la Policía y el Ejército, denunció su caso a organismos de derechos humanos, nacionales e internacionales.

Con tono molesto, ante la impotencia de no poder defender sus bienes de la Policía Militar  -- creada para combatir la criminalidad-- Rovelo Espinal se declaró un perseguido político por pertenecer al partido LIBRE y aseguró que él es una persona honrada, trabajadora y nunca se ha prestado para cometer actos ilícitos ligados al tráfico de drogas y armas.

El entrevistado recordó que desde hace mucho tiempo él y otros vecinos de la Flor del Campo pagan extorsión a un grupo de delincuentes que por razones de seguridad no quiso identificar, ya que en estos casos el que denuncia o habla demasiado lo matan.

Denunció que la Policía Militar le destruyó todo sus enseres y electrodomésticos de valor que dejó abandonados después que personas extrañas le dijeron que si no se iba de la casa lo matarían a él y a su familia.

Rovelo Espinal expresó con extrañeza que tuvo acceso a un documento en el cual se nombró como juez ejecutor del allanamiento de su vivienda a un sargento de las Fuerza Armadas  y en el escrito están detalladas las características, ubicación y descripción de su casa y además manifiesta el documento que “se tiene información que en la casa de Rovelo, un dirigente del partido LIBRE, hay un lanza granadas y drogas”.

“La Policía Militar únicamente sirve para agarrar bolos; desde que ellos llegaron acá hace dos semanas no han capturado a nadie, estos son cuerpos represivos para perseguir a los dirigentes de LIBRE”, manifestó el muchacho.

El afectado indicó que después que recibió las amenazas de muerte si no dejaba su casa, él denunció el caso a las autoridades pero como éstos no hicieron nada por protegerlo, decidió huir del lugar y el día que abandonó su hogar en la calle fue sacado del vehículo junto a otros de sus familiares y los registró la PM, aduciendo que buscaban armas y drogas.

NO HALLAMOS NADA
Por su parte, el vocero de la Policía Militar, mayor Santos Nolasco Guifarro, manifestó que durante el operativo de la mañana de ayer se allanaron 11 casas en la Flor del Campo, incluyendo la de Rovelo Espinal, ya que recibieron denuncias que en estas viviendas habían ocultas armas y drogas.

“Nosotros perseguimos el delito no a personas en particular; no encontramos nada en las casas y todos los allanamientos los hicimos en base a ley, con jueces ejecutores y fiscales”, dijo Nolasco, al ser consultado sobre la denuncia del dirigente de LIBRE.

Estadísticas de Medicina Forense indican que  la colonia Flor del Campo; La Cantera; La Pradera; La Rosa; Luis Andrés Zúniga; Las Torres y alrededores, entre otras, cada semana se cometían diversos crímenes y masacres, pero desde el lunes 14 de octubre que llegó la Policía Militar a la zona, no hay reportes de muertos.