Miercoles, 20 Ago de 2014
Miércoles, 27 Noviembre 2013 22:54

Pequeñito muere mientras bañaba en el Chamelecón

San Pedro Sula, Honduras

La idea que tres hermanitos tenían de divertirse en las aguas del río Chamelecón terminó en tragedia cuando uno de ellos murió ahogado por no saber nadar.

Kevin Alcides Suazo Domínguez, de 8 años, aprovechó que su abuela materna salió hacia un hospital por problemas de salud, para ir a bañar al río en compañía de una hermana de 14 años y un hermano de 13.

Los tres menores se introdujeron al agua, pero casi inmediatamente el pequeño desapareció de la vista de sus acompañantes. Los hermanos del niño, con el apoyo de amigos, los buscaron por varias horas sin resultados.

Cuando la abuela regresó del médico le contaron lo sucedido, por lo que la mujer llamó a los bomberos para que le ayudaran a rescatar el cadáver. “Los bomberos buscaron hasta las 7 de la noche, pero dijeron que por la oscuridad no podían seguir buscando y que iban a regresar hoy (ayer). Pero con mis vecinos no nos dimos por vencido y seguimos buscando hasta que lo hallaron abrazado a un árbol, en la poza donde estaba bañando con sus hermanos”, dijo entre lágrimas Ángela Molina, abuela del infante.

“Era un niño bien cariñoso que soñaba con ser un maestro de obras igual que su papá”, añadió.

Expresó que su hija, madre de los niños, se encuentra en México desde hace varios meses, esperando poder cruzar la frontera hacia Estados Unidos. El padre de los menores, de nacionalidad nicaragüense, tenía 3 meses de estar preso en una cárcel federal estadounidense, por cruzar ilegalmente la frontera, y el martes lo deportaron hacia su país natal. Ayer tenía previsto viajar hacia Honduras para despedir a su hijo.