Sábado, 12 Jul de 2014
Lunes, 30 Diciembre 2013 10:21

Parricidio en Intibucá: Ultima a machetazos a su hija adolescente

Tegucigalpa, Honduras

Un campesino mató de 18 machetazos a su hija adolescente, la tarde del sábado anterior en la comunidad de San José de Piedras Gordas, Las Filas, Masaguara, Intibucá, supuestamente por celos, ya que según vecinos de aquella comunidad, se sospecha que el homicida mantenía una relación amorosa con la joven, según la Policía.

La fallecida es Sandra Patricia Domínguez Hernández (18), quien expiró a las 5: 30 de la tarde del sábado, tras ser macheteada por su progenitor, Orlando Sánchez (37), quien después de cometer el parricidio se dio a la fuga, según parientes del presunto homicida.

Familiares y amistades de la muchacha, entre ellos, su primo hermano materno, Juan Angel Montoya Inestroza, expresaron que la tarde del fin de semana anterior la joven participó en la celebración de una actividad de la Iglesia Católica y como estaba amenazada por su padre, ella se fue para donde una tía materna.

Los entrevistados indicaron que el padre andaba en estado de ebriedad y enfurecido porque la muchacha se había entretenido donde los otros parientes por lo que la fue a buscar con un machete.

Al ver la actitud amenazante de Sánchez la tía donde estaba refugiada la joven trató de defenderla, pero el homicida intentó machetearla y mientras discutía con la señora, Sandra Patricia aprovechó para salir corriendo en medio de un solitario camino.

MORTAL PERSECUCION

El padre de la adolescente, al observar que su hija huía en veloz carrera, la siguió con el machete durante varios minutos y por un gran trayecto del camino.

Como la muchacha supuestamente se sintió cansada se refugió en una casa abandonada que está en la ruta del trayecto.

Como la casa no tiene ventanas y puertas, el hombre entró al inmueble y después de descubrirla que estaba acurrucada en una esquina de la oscura vivienda según la escena del crimen y por la hora en que se produjo el hecho, acto seguido recibió los machetazos.

“Le despedazó las manitos y otras partes del cuerpo porque ella de seguro trató de protegerse; no sabemos por qué la mató aunque en el pueblo todos comentan que fue por celos y que de seguro vivía con ella, porque nunca tuvo novio”, dijo Montoya Inestroza, en la morgue de Medicina Forense.

El entrevistado agregó que Sandra Patricia deja un niño de dos años de edad y como la joven nunca tuvo novio, en la comunidad se comenta que el padre de la muchacha fue quien la embarazó.

La muchacha supuestamente estaba nuevamente en estado de gravidez, según el familiar de la fallecida.

La joven mujer era hija de Orlando Sánchez y la campesina María de los Santos Hernández Montoya, quien también está amenazada por el primero y por esa razón nunca denunció a su marido, sobre los supuestos abusos y embarazos de la muchacha, según el pariente de la occisa.

Desde que se produjo el crimen contra la joven, la Policía y el Ministerio Público inició investigaciones sobre los hechos, para determinar los verdaderos detalles del crimen y si Sánchez embarazó a su hija y si además ha abusado de sus otros cuatro hijos menores, entre ellos dos niñas de seis y nueve años.

Los restos de Sandra Patricia fueron trasladados a la morgue de Medicina Forense de la capital, para la autopsia de ley y confirmar o desvirtuar si estaba embarazada por segunda vez.  

18 machetazos terminaron con la vida de la joven campesina Sandra Patricia Domínguez Hernández (18), a manos de su padre, Orlando Sánchez (37), según parientes de la occisa.