Miércoles, 06 Noviembre 2013 23:32

Avances económicos y sociales de 2006 y 2009 han sido revertidos

San Pedro Sula, Honduras

Washington, D.C. – Un nuevo informe del Centro de Investigación en Economía y Política (Center for Economic and Policy Research) examina la economía de Honduras y encuentra que gran parte del progreso económico y social experimentado entre 2006 y 2009 ha sido revertido en los últimos años.

 El informe, “Honduras desde el golpe: Resultados económicos y sociales” por los investigadores Jake Johnston y Stephan Lefebvre, muestra que la desigualdad económica en Honduras ha aumentado dramáticamente desde 2010, mientras que la pobreza ha empeorado, el desempleo ha aumentado y el subempleo ha aumentado dramáticamente, con muchos más trabajadores percibiendo un ingreso menor al salario mínimo. Mientras que parte del deterioro fue ocasionado inicialmente por la recesión global que comenzó en 2008, en gran medida el deterioro es resultado de decisiones de política, incluida una disminución en el gasto social.

El informe también indica que quien sea que gane las próximas elecciones tendrá amplio margen para aplicar políticas fiscales expansivas, aumentar el empleo e invertir en la infraestructura, la educación y el desarrollo -- a pesar de un importante aumento en los niveles de deuda en años recientes. Esto se debe a que la carga de la deuda del país aún es relativamente baja, con pagos de interés sobre la deuda de menos de 1,7 por ciento, y gran parte de la deuda es interna y está denominada en moneda nacional.

“Este informe muestra que se dieron importantes beneficios económicos y sociales durante el gobierno de Zelaya que fueron interrumpidos por el golpe de Estado de 2009”, afirmó el investigador asociado y coautor del informe Jake Johnston. “Desafortunadamente, estos beneficios han sido revertidos en gran medida durante los últimos años, debido en parte a decisiones de política tomadas por el gobierno actual”.

Los hallazgos clave del informe incluyen:
•    En los dos años tras el golpe, Honduras registró el incremento más rápido en la desigualdad en Latinoamérica y es ahora el país con la distribución del ingreso de mayor desigualdad en la región. Más del 100 por ciento del total de las ganancias en el ingreso real fueron percibidas por el 10 por ciento más rico de hondureños.

•    El gasto social, incluido el gasto en educación y salud, aumentaron como porcentaje del PIB entre 2006 y 2008. Durante el gobierno de Lobo, el gasto social ha sido reducido continuamente, aún cuando el gasto total ha aumentado como porcentaje del PIB.

•    Las tasas de pobreza y pobreza extrema tuvieron una caída de 7,7 y 20,9 por ciento, respectivamente, durante el gobierno de Zelaya. Entre 2010 y 2012, la tasa de pobreza tuvo un aumento de 13,2 por ciento, mientras que la tasa de pobreza extrema tuvo uno de 26,3 por ciento.

•    El desempleo y especialmente el subempleo han empeorado entre 2010 y 2012. El número de personas que trabaja a tiempo completo pero que no percibe el salario mínimo ha aumentado dese el 28,8 por ciento de la fuerza laboral en 2008 hasta un 43,6 por ciento en 2012. El número de trabajadores involuntarios con jornada parcial y el de aquellos en situación de desempleo ha aumentado desde el 6,8 por ciento en 2008 hasta un 14,1 por ciento en 2012.

“Tomando en cuenta el rápido aumento en la pobreza y la desigualdad desde el golpe, no sorprende que en encuestas recientes, los temas económicos han sido una prioridad importante entre las preocupaciones de los votantes”, señaló Johnston. “La situación de los hondureños es claramente peor de lo que fue hace cuatro años”.