Lunes, 02 Diciembre 2013 23:10
Advierten empresarios

Aumentar el ISV causaría más daños que soluciones

Tegucigalpa, Honduras

Un eventual incremento al Impuesto Sobre Ventas (ISV) no ha sido planteado a la empresa privada como parte de las soluciones a la “bomba” fiscal que heredará el presente gobierno, pero desde ahora, los empresarios advierten que un ajuste a ese tributo causaría más daños que soluciones.

Desde 1990 a la fecha los gobiernos han hecho al menos dos ajustes fiscales o “paquetazos” al iniciar su gestión y por lo tanto no se descarta que la nueva administración tenga entre sus cartas ajustar las cuentas por la misma vía.

Las primeras consecuencias por un posible aumento al ISV de un 12 a un 15 por ciento a los bienes y servicios y de un 15 a un 18 por ciento a las bebidas alcohólicas, giran alrededor de que habrá mayor evasión y un incremento del comercio informal para librarse del pago de ese tributo.

La presidenta del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (COHEP), Aline Flores, fue tajante a afirmar que oficialmente no conocen que haya un interés del nuevo gobierno de ajustar el ISV, pero si habló de cómo aumentar la recaudación por esa vía tributaria.

“Jamás vamos a proteger a alguien que evada el fisco, eso es algo que todos debemos tener muy claro y por eso se buscarán mecanismos para que cese el contrabando y todos esos mercados informales que a la larga no le traen ningún beneficio a ningún consumidor”, precisó la presidenta del COHEP.

SE DISPARARÍA INFLACIÓN
El presidente de la Federación Nacional de Agricultores y Ganaderos de Honduras (FENAGH), Leopoldo Durán, dijo que un incremento a ese tributo tendrá efectos nefastos.

Recordó que en el gobierno del ex presidente, Carlos Flores (1998-2002), cuando se aumentó el ISV de siete a doce por ciento se fue para arriba la inflación.

“Siento que esta es una noticia que no está oficializada, pero se ha mencionado. Yo creo que el gobierno hará todo el esfuerzo posible por encontrar otros mecanismos para generar ingresos fiscales”, precisó Durán después de una reunión de empresarios con el presidente electo, Juan Orlando Hernández.

Indicó que un camino para mejorar la recaudación de impuestos es la modernización de la Dirección Ejecutiva de Ingresos (DEI).

Durán advirtió que un incremento abrupto al ISV provocaría un traslado automático a los costos de todas las actividades productivas.

Al trasladarse esos costos, añadió Durán, hay aumentos inmediatos a los bienes y servicios que utilizan los consumidores que de paso pierden su poder adquisitivo, es decir que compran menos con el mismo dinero.

Durán manifestó que este gobierno hará el análisis para que esta medida no se instaure y por lo pronto no hay que adelantarse.

CIFRA
 3, 500 millones de lempiras representa cada punto del ISV.



Proponen reducir el alto gasto corriente

TEGUCIGALPA.- El empresario Luis Larach expresó después de una reunión de empresarios con el virtual presidente electo, Juan Orlando Hernández, que antes de aumentar cualquier impuesto que causaría graves daños a la economía y a los consumidores, hay que ejecutar otras opciones como disminuir el alto gasto corriente, ampliar la base de  contribuyentes y mejorar los mecanismos de cobranzas para que nadie evada lo que tiene que pagar.

“Tenemos que hacer esfuerzos en conjunto y no aislados, porque si solo se ve la recaudación y se ignora el gasto, vamos a continuar con lo mismo de siempre”, precisó Larach.

El empresario dijo que el presidente electo no reveló detalles sobre ninguna medida fiscal, “pero sí entendimos que tiene un plan con su equipo de trabajo con quien ha estado varios meses”.

Dijo que Hernández ha demostrado que es un buen ejecutivo lo que al final se traducirá en beneficios para todos los hondureños.

A la pregunta si los empresarios intuyen un ajuste fiscal, Larach respondió que “esperamos que no, porque las presiones fiscales se traducen en menos inversión y competitividad.

Afirmó que el país cuenta con varios impuestos y lo que se requiere es recaudarlos correctamente y a la par ejecutar un plan de reducción de gastos.

Recordó que cuando el presidente Porfirio Lobo Sosa aplicó varios “paquetazos”, eso se tradujo en más desempleo y menos inversión.

“Nosotros tenemos los mayores impuestos de Centroamérica y no necesitamos más tributos”, subrayó Larach.