Martes, 05 Febrero 2013 12:50

Un asteroide cruzará la órbita terrestre este 15 de febrero

San Pedro Sula, Honduras

La NASA ha publicado recientemente un informe en que relata que este 15 de febrero, un asteroide llamado 2012 DA14 rozará el planeta tierra.

Los científicos de la NASA estiman que el asteroide pasará a una distancia de soló 27.680 kilómetros por encima de la superficie terrestres.

A pesar de que el objeto espacial pasará muy cerca, la agencia espacial americana descartó una posible colisión con la tierra, según los datos recopilados por la misma.

Según sus cálculos, la órbita del asteroide con un diámetro de entre 40 y 95 metros, comparada con las de un campo de fútbol y se estima tiene un volumen de 130 mil toneladas.

Si el asteroide 2012 DA14, localizado hace unos días, impactara a nuestro planeta, la magnitud de la catástrofe será comparable con la caída del meteorito de Tunguska en Rusia, advierten los científicos.

Los astrofísicos revelan que se trata de una aproximación récord: será el asteroide más grande que se acerque tanto a nuestro planeta desde que la agencia espacial empezó a seguir a este tipo de cuerpos celestes en los años noventa.

El cuerpo celeste pertenece a la familia de los asteroides de Apolo, cuyas órbitas se cruzan con la terrestre.

El científico Don Yeomans, del programa de objetos cercanos a la Tierra en el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL por sus siglas en inglés) de la NASA, estima que un asteroide del tamaño similar al del 2012 DA14 sobrevuela la Tierra, como promedio, una vez cada 40 años, y sólo se estrella contra ella una cada 1.200 años aproximadamente.

“Definitivamente, el 2012 DA14 no chocará contra la Tierra. La órbita del asteroide se conoce lo suficientemente bien para descartar un impacto”, subraya Yeomans. A pesar de esa seguridad, los radares de la NASA seguirán a la roca espacial en su aproximación a la Tierra.

Durante los momentos de máxima aproximación, que se producirá, según los pronósticos, a las 20.30 horas (GMT) del 15 de febrero, el asteroide brillará como una estrella de magnitud 8, por lo que será visible con un telescopio de aficionado.