Jueves, 31 Enero 2013 15:51

El atraco y muerte del turista quedaron filmados

San Pedro Sula, Honduras

Omer Kaya era el director de una compañía de gestión de propiedad (bienes raíces)  de Leigh on Sea, Essex, al este de Londres, que se encontraba en tránsito por esta ciudad completando un recorrido de aproximadamente un mes por Centro y Sudamérica.

Durante su corta estadía en San Pedro Sula,  durante el fin de semana comprendido entre el 11 y 13 de enero, Omer Kaya se instaló  en la casa de unos amigos radicados en San Pedro Sula. Sus planes eran retornar al Reino Unido el viernes 18 de enero para celebrar con su familia, el domingo 20, su cumpleaños número 34, según informó el diario Daily Mail.

Pero esos planes fueron truncados por un proyectil disparado por un delincuente la mañana del martes 15 de enero, mientras Kaya hacía un video de las calles de la colonia Trejo y confirmaba que  el país, y  San Pedro Sula, específicamente, era una de las más violentas del mundo.

Antes de ser asesinado, Kaya caminaba por la 11 calle y la intercepción de la 20 avenida de la colonia antes citada. Eran aproximadamente las 11 de la mañana  cuando fue abordado por dos jóvenes y una mujer que se bajaron de un taxi, estableció el reporte de la Policía.

Una cámara de seguridad instalada en la zona captó el momento del atraco: Uno de los sujetos sacó un arma de fuego y le exigió al turista que le entregara la cámara de video que llevaba en sus manos. El turista intentó evitar el robo, por lo que el criminal le disparó hiriéndolo en el cuello.
Omer, según se observa en el video, deja caer la cámara y corre aproximadamente media cuadra, dejando atrás hasta las sandalias que calzaba. El turista luego se  desplomó sobre la acera de una  vivienda, donde minutos después murió sin que nadie le  prestara auxilio.

La cámara también muestra cuando los  criminales se subieron tranquilamente al taxi y se marcharon velozmente de la escena.


Sobre la espalda del empresario británico quedó la mochila de color negro donde guardaba sus documentos personales, pasaporte y licencia de conducir, así como un teléfono celular Iphone, dos cámaras fotográficas, dinero en efectivo (libras esterlinas y euros), tarjetas de crédito, un Ipad y lentes para buceo, tal como lo confirmó luego la policía.

NEGLIGENCIA
Tras la publicación del crimen del turista en los medios de comunicación, y la forma cómo ocurrieron los hechos, una llamada anónima de un testigo que aseguró tener información sobre los posibles responsables,  alertó a agentes de la Dirección Nacional de Investigación Criminal (DNIC).
El testigo anónimo afirmó a los investigadores que en una vivienda de color verde ubicada en la 25 calle de la colonia Montefresco, en cuya parte posterior se ubica una galera, se reunían delincuentes de una banda denominada “Los Gangrena”, conformada por tres hombres y una mujer, quienes salían a bordo de un taxi a cometer asaltos.
Con la información recibida la DNIC solicitó al Ministerio Público una orden para allanar la casa señalada. La solicitud se presentó tres días después del crimen del turista, es decir el 18 de enero. Con el allanamiento  los agentes pretendían  encontrar evidencias, especialmente la cámara de video propiedad del occiso, que vinculara a los sospechosos al crimen.

Empero el Ministerio Público denegó la petición porque no llenaba los requisitos de una orden de tal naturaleza y recomendó “una ampliación de la investigación”.
Elvis Guzmán, portavoz del Ministerio Público, explicó que para aprobar un allanamiento la solicitud debe ser acompañada por fotografías de la casa y hasta de los posibles sospechosos, así como por la declaración de un testigo.

La solicitud hecha por los agentes no se acompañaba de fotos y sólo se citaba a un testigo anónimo.

Nueve días después de presentada la solicitud, el 27 de enero, sujetos encapuchados y con chalecos antibalas masacraron a siete personas que se encontraban en la galera donde el testigo anónimo aseguró que se reunían los posibles autores de la muerte del extranjero.

La DNIC confirmó, tras el múltiple crimen, que cinco de los siete muertos eran los que, días antes, habían tenido bajo vigilancia por el crimen del empresario británico.

De esa forma se perdió la oportunidad de aclarar el crimen del turista inglés.

FALTA DE LOGÍSTICA

A raíz de lo ocurrido TIEMPO confirmó que la DNIC carece de logística para salir a realizar labores de campo como vigilancias, seguimientos y entrevistas con testigos, amigos y familiares de las víctimas de la violencia.

Solo el año pasado, las autoridades de Medicina Forense, Ministerio Público y DNIC realizaron 2.644 reconocimientos de cadáveres. En comparación con el 2011,  las autoridades  realizaron 91 reconocimientos menos ya que ese año cerró con 2.553.

Pese a la reducción, la sobrecarga de trabajo y la falta de logística impidieron el avance de las investigaciones pues menos de un 10 por ciento de los casos fueron resueltos.

La sección de Homicidios, por ejemplo,  cuenta solamente con 24 agentes, lo que significa que cada a uno se le asignaron en 2012 poco más de un centenar de crímenes para investigar. Sumado a esto cada 15 días realizaron turnos de levantamiento de cuerpos de 24 horas.

El resto de días hábiles los agentes desempeñan labores de “oficinista”, pues la falta de vehículos, computadoras, impresoras y otros les impide ejecutar trabajos de campo.

En la actualidad la Unidad de Homicidios solamente dispone de dos vehículos, en regular estado, de los cuales uno está asignado a los agentes de turno. El otro automotor pasa más tiempo en el taller mecánico que en los predios de la DNIC.

Así está la investigación criminal en Honduras.

DATOS

De las 2.644 muertes registradas en 2012, un total de 1.671 fueron por arma de fuego y 86 por arma blanca (machete o puñal). Otras 19 víctimas por ahorcamiento, 24 por estrangulamiento, 322 por accidentes viales y 329 por causas no determinadas. El resto está distribuido entre suicidios, traumas provocados por objetos romos, caídas y otros.

VIOLENTOS
Los municipios más violentos del Valle de Sula fueron San Pedro Sula, donde se realizaron 1.640 levantamientos, La Lima con 171, Villanueva con 255, Choloma con 308 y Santa Cruz de Yojoa con 90.

LO CONOCÍAN

Medios extranjeros citaron a Fatma Oksuzer, socia de Omer Kaya, quien se refiere a él como un "hombre muy amigable y educado". Mientras Mahmut Guler, amigo de la víctima, manifestó que era "un buen amigo y un verdadero caballero. Era el hombre más amable que pudiera conocer y nunca discutiría con nadie".

SE LO LLEVARON

Ocho días después de su muerte, el 23 de enero, el cadáver fue retirado de la morgue en San Pedro Sula para ser enviado a Inglaterra.