Viernes, 18 Abr de 2014
Miércoles, 29 Mayo 2013 08:46

Polémica: Diversas opiniones jurídicas sobre inscripción de Ricardo

Tegucigalpa, Honduras

Una cadena de opiniones jurídicas, unas a favor y otras en contra, desencadenó ayer la petición que deberá hacer próximamente el Partido Nacional para inscribir como candidato a designado presidencial a Ricardo Álvarez.

Alvarez aceptó el lunes la postulación que le propuso Juan Orlando Hernández, como parte de la unidad del Partido Nacional para ocupar la posición de candidato a designado tras la renuncia del nacionalista, Alden Rivera.

El primer escollo que tendrá que vencer el alcalde, es el Tribunal Supremo Electoral (TSE), desde donde han circulado versiones anónimas que hay contradicciones en ese instrumento jurídico, aunque los magistrados no pueden pronunciarse sobre un tema que conocerán en el futuro.

Líderes de ese y otros partidos que participarán en la contienda del 24 de noviembre de este año emitieron diferentes interpretaciones al contenido de la ley en el caso concreto del edil capitalino, que ya participó en las elecciones primarias como aspirante presidencial del movimiento Salvemos Honduras del Partido Nacional.

Por este caso, tanto los interesados en la inscripción de Ricardo Alvarez, como los que rechazan la posibilidad, han hecho referencia al contenido del artículo 131 de la Ley Electoral y de las Organizaciones Políticas.

EL FAMOSO ARTÍCULO 131
“No podrán postularse como candidatos(as) independientes o de otros partidos en las elecciones generales, los(as) ciudadanos(as) que hubieren participado como candidatos(as) en el proceso de elecciones primarias”, establece este artículo que fue reformado por decreto 185-2007 y publicado en el Diario Oficial La Gaceta hasta el 1 de febrero de 2008. 

Los nacionalistas particularmente dicen que la inscripción de Alvarez es posible, sin necesidad de reformar la Ley Electoral, en vista que la prohibición para la participación en las generales de candidatos que ya lo hicieron en las internas, se refiere a los casos de posibles candidaturas independientes, de acuerdo al artículo 131.

Mientras otros, como el abogado y diputado nacionalista, Antonio Rivera, aseguró que la designación de Álvarez está enmarcada en la ley, porque según él lo que el artículo 131 prohíbe es que se postulen por otro partido, los que ya participaron en las internas, y aduce que Ricardo  lo hará en las generales dentro de su mismo partido.

Según Rivera, la prohibición es para las personas que en las internas participen en un partido y en las generales en otro o para los que planean participar, pero como candidatos independientes.

OTRAS OPINIONES
En tanto, el candidato presidencial liberal, Mauricio Villeda, calificó la nominación de Álvarez como una jugada política del Partido Nacional que al final marcará para toda la vida a las personas que participen en ella.

Villeda expresó que si ellos violan las leyes de la República, el principal castigo vendrá del electorado, y adelantó que el Partido Liberal no impugnará esa nominación porque no es su costumbre intervenir en asuntos internos de otro partido.

Por su lado, el candidato a diputado por el partido Libertad y Refundación (LIBRE), Rasel Tomé, consideró la decisión del alcalde como una práctica de la vieja clase política y un ejemplo de irrespeto a ley y a la soberanía popular que votó por un candidato y ahora le imponen otro.

Pero Juan Orlando Hernández indicó ayer que la posible inscripción de Ricardo Alvarez como candidato a designado es un acto de justicia democrático y de respeto a los derechos políticos como el de elegir y ser electo, que según comentó está protegido por el estamento de derecho humanos de orden internacional.