Viernes, 31 Enero 2014 13:54

Náufrago sobrevivió 16 meses a la deriva

Un hombre muy demacrado llegó en una embarcación arrastrada por el mar hasta un lejano atolón de las islas Marshall, a más de 12.500 kilómetros de México, de donde afirma haber salido hace 16 meses, informó el viernes un residente en el lugar.

El hombre, con barba crecida y pelo largo, fue avistado el jueves por los habitantes, en una embarcación de siete metros de largo con motores sin hélices.

"Su estado no es bueno, pero está mejorando", declaró por teléfono el estudiante de antropología noruego Ola Fjestad, quien está realizando una investigación en el atolón de Ebon, en el sur del archipiélago.

El hombre rescatado, quien llevaba tan sólo un calzoncillo en andrajos, afirma que salió de México rumbo a El Salvador en septiembre de 2012 con un compañero que murió en el mar hace ya varios meses.

Fjestad no disponía de todos los detalles del modo en que el hombre, llamado José Iván, sobrevivió, ya que este último sólo habla español, puntualizó el estudiante de antropología.

"La embarcación (...) parece haber estado en el agua mucho tiempo", puntualizó el estudiante de antropología.
José Iván explicó a Fjestad que sobrevivió comiendo tortugas, pájaros y pescado y bebiendo sangre de tortuga cuando no llovía.

No había ningún aparejo de pesca en la embarcación e Iván afirmó que capturó a las tortugas y a los pájaros con las manos. Cuando llegó a Ebon, había una tortuga en su embarcación.

Ya se han registrado casos comparables en el pasado

Así, tres mexicanos salieron a pescar el 9 de agosto de 2005 de un puerto de la costa del Pacífico mexicano y, tras quedarse sin gasolina y averiarse su motor, fueron arrastrados por las corrientes mar adentro.

Más de nueve meses después fueron rescatados por un atunero taiwanés frente a las Islas Marshall. Sobrevivieron comiendo pescados y aves marinas crudos y bebiendo el agua de lluvia que almacenaban en el fondo de su bote.

En 1992, otros dos pescadores de Kiribati sobrevivieron 177 días en el mar antes de llegar a Samoa.