Ultimas Noticias

Escena

Domingo, 19 Octubre 2014 23:46

Honduras y México: mundos para-lelos

Roberto Quesada
“México es una gran tumba clandestina”. —Padre Alejandro Solalinde.
El presidente del Consejo Nacional del partido político MORENA, Andrés Manuel López Obrador brindó un discurso el pasado 14 de octubre en la Universidad de Columbia, en Nueva York, el cual escuchamos de su viva voz.

A medida se adentraba en el discurso López Obrador, me parecía que no estaba hablando de México sino de Honduras; dos realidades tan parecidas que se confunden una y otra, para muestra la siguiente cita: “Aunque parezca increíble, lo que ha sucedido en materia de deshonestidad en el actual periodo neoliberal, no tiene precedente. En estos tiempos el sistema, en su conjunto, ha operado para la corrupción. El poder político y el poder económico se han alimentado y nutrido mutuamente, y se ha implantado como modus operandi el robo de los bienes del pueblo y de las riquezas de la nación.

La corrupción ahora es indudablemente mayor. En la época postrevolucionaria los gobernantes no se atrevían a privatizar las tierras ejidales, el agua, los bosques, las playas, los ferrocarriles, las minas, la industria eléctrica, ni mucho menos el petróleo; en contraste, en estos aciagos tiempos del neoliberalismo, los gobernantes se han dedicado, como en el porfiriato, a concesionar el territorio y a transferir empresas y bienes públicos a particulares nacionales y extranjeros”.

Y qué “casualidades” que el más deshonesto presidente que ha tenido México, según lo califica López Obrador, se llamaba Porfirio (Díaz), al igual que el dudoso “presidente” hondureño, salido de la crisis del golpe de Estado sin participación de la oposición, también se llama Porfirio (Lobo Sosa), y también con él, teniendo a Juan Orlando Hernández como titiritero, se acentúan las concesiones al capital extranjero, comienza el desplazamiento de etnias de tierras ancestrales y se le dibuja una ilusión al pueblo hondureño que con unas llamadas Ciudades Modelo, que no es otra cosa que la venta del país, Honduras se convertirá en potencia mundial.

Aquí López Obrador, describiendo el México actual, nos alerta sobre lo que podría pasar (si no es que está pasando) en Honduras: “¿Cuál ha sido el beneficio para los mexicanos de la entrega de concesiones por 62 millones de hectáreas, el 30 por ciento del territorio nacional, para la explotación del oro, la plata y el cobre? Los trabajadores mineros mexicanos ganan, en promedio, dieciséis veces menos que los mineros de Estados Unidos y Canadá. (…) Es decir, estamos padeciendo del mayor saqueo de los recursos naturales en la historia de México.”

Luego del discurso tuvimos oportunidad de realizar preguntas, y en mi caso, López Obrador, me contestó ‘políticamente correcto’, ante la interrogante: “ ¿Cree usted que utilizar títeres en el poder, como los que tiene Honduras y México, casos similares, dos fraudes electorales consecutivos, y en el caso de Honduras el respaldo directo de los Estados Unidos y la Unión Europea, es una estrategia de los Estados Unidos para utilizarlos con el propósito de desestabilizar las democracias o revoluciones (como se les quiera llamar), que surgen y se fortalecen en América Latina?”.

López Obrador: “En cuanto a Honduras, no hay que vender un país que no está en venta. No se puede ni debe vender la soberanía, pero es el pueblo quien tiene que tomar conciencia, crear conciencia y defender lo que le pertenece. Son los pueblos los llamados a mantener su soberanía, y a nosotros nos toca seguir caminado, creando esa conciencia”.

En esencia lo que sucede en Honduras es un calco de México, mismas patrañas para el fraude electoral, aprovecharse de los más pobres regalándoles despensas para una semana, compra de votos, dinero de dudosa procedencia, en fin, tal parece que la estrategia para evitarse los escandalosos golpes militares, es crear el fraude desde mucho antes, tal como está haciendo ahora mismo el Partido Nacional en Honduras, e igual en México, desde ya lo están volviendo a montar, el fraude. Países para-lelos (para tontos), hasta que un día decidan no seguirlo siendo.

bamer web promotv

Facebook Cronometro

tiempo-small-logo-4